Twitter ha bajado el ritmo, los usuarios buscan forman alternativas como Instagram, que, últimamente, ha aumentado su actividad. De este modo, la red social del pajarito ha decidido crecer y aumentar el número de caracteres a 280 (antes 140) a algunos usuarios para comprobar su efectividad e incentivar nuevamente el uso. Aliza Rosen e Ikuhiro Ihara, responsable de producto e ingeniero de software respectivamente, explican la motivación de este cambio: “Intentar comprimir tus pensamientos en un tuit  a veces puede ser complicado. Resulta curioso porque esto no supone un problema en todos los idiomas en los que se tuitea”.  En sus estudios vieron como en japonés, coreano o chino 140 caracteres dan mucho de sí, mientras que en inglés, español, portugués o francés se obliga a repensar y editar hasta conseguir comprimir el mensaje.]]>