Smart pills, son capaces de diagnosticar y tratar enfermedades dentro del cuerpo humano a través de sensores ingeribles.  Ya es un hecho, se pueden consumir. “Esos dispositivos son capaces de diagnosticar desde molestias benignas, como la hinchazón o el dolor intestinal, hasta diferentes tipos de cáncer”, indicó Kourosh Kalantar-zadeh, ingeniero en nanotecnología y catedrático de la Universidad RMIT, en Australia, al diario El País. El tamaño de esta nueva cápsula es similar a una píldora de vitamina, que viajan con sensores por el tracto gastrointestinal para medir los niveles de gas e identificar algún trastorno. Además, se han iniciado las primeras pruebas en humanos y ha sido un éxito, demostrándose que puede realizar mediciones de gases más precisas que técnicas alternativas, como las pruebas de aliento.]]>