(Rocío Calderón para CentroRed) Wang Wenxi es un inventor chino que ha inventado una cama anti terremotos. En caso de que haya un seísmo mientras se está durmiendo, la cama se blinda por completo para evitar ser aplastados. El colchón se pliega y se mete en el interior de la estructura, que está dotada de un buen acopio de comida, agua, mascarillas y demás elementos de primera necesidad. La cama, que tiene un coste aproximado de 5.150 euros, se conoce como 'wood luck' y puede soportar más de 65 toneladas de presión. Está cubierta por un marco de cedro, capaz de proteger el desplome del techo, y en las esquinas contiene varias vigas de metal arqueadas para sostener mejor el peso y evitar el desplome. Los fuertes seísmos que azotan con regularidad a Japón y China han causado que algunos fabricantes ofrezcan camas contra terremotos, con el objetivo de si hay un temblor en mitad de la noche, la cama se blinde y evitemos ser aplastados.]]>